665 720 428 / 91 155 83 40 cedsi2019@gmail.com

Psicólogos Infantiles

¿Buscas ayuda psicológica para tu hijo/a?

¿Tiene problemas de conducta, aprendizaje, atención?…

¿Sufre trastorno de atención con o sin hiperactividad?…

¿Padece dificultades emocionales y problemas sociales?…

¡Podemos ayudarte! Somos especialistas en terapia infanto-juvenil.

Contacta con nuestro centro para su primera entrevista gratuita.

¿Qué podemos trabajar para ayudar a tu hijo/a?

Problemas de Conducta

Los padres vienen muy preocupados porque sus hijos empiezan a presentar conductas muy disruptivas, como oposicionismo y negativismo, rabietas y llamadas de atención, agresividad, falta de límites o timidez extrema, que se dan tanto en el colegio, como en casa como en zonas de ocio. Desde CEDSI, trabajamos fundamentalmente con pautas hacia los padres y haciendo una modificación con el niño para que empiece a identificar cuáles son las causas de ese descontrol.

Dificultades Emocionales

Muchas veces éstos se identifican como problemas de conductas más agresivas o aislamiento, que esconden que hay síntomas de ansiedad o de bajo estado de ánimo. Es importante identificar si esos miedos son evolutivos o si ya están llegando a unos niveles que no dejan a esos niños y adolescentes a avanzar. Pueden verse reflejados en ansiedad ante los exámenes, pesadillas o terrores nocturnos, fobia social o escolar, depresión o problemas alimenticios.

Habilidades Sociales

Damos técnicas y herramientas a aquellos niños o adolescentes que les cueste afrontar situaciones sociales, que les impliquen un buen funcionamiento en su entorno escolar, familiar o social y que les impiden relacionarse de forma adecuada.

Trastorno de Atención con o sin hiperactividad y Problemas de Aprendizaje

Cuando percibimos que nuestro hijo se comporta de una forma poco reflexiva, que se deja llevar por sus impulsos, que le cuesta mantener la atención al hablarle y además empezamos a recibir notas del colegio en las que se nos dice que no lleva las tareas hechas, olvida el material o se despista en las explicaciones del profesor, molesta con su conducta en clase, etc., podemos estar antes un trastorno llamado “Déficit de Atención con Hiperactividad” (el último componente, la hiperactividad, se manifiesta sobre todo en la incapacidad para estar sentado mucho tiempo) pero también puede ser “Sin hiperactividad” (afectando en este caso más a la dificultad para mantener la atención).

VACIO
¿Qué es el TDAH?

TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad, y que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos. Cada vez hay más evidencia científica que nos informa de la existencia de ciertas zonas cerebrales que no habrían realizado las conexiones necesarias para la correcta coordinación de tareas de la forma esperada para su edad.

¿Cómo se diagnostica el TDAH en niños o adolescentes?

El diagnóstico en los niños y adolescentes se basa en la identificación de los síntomas y signos que caracterizan el trastorno a través de la historia clínica, de cuestionarios desarrollados específicamente para niños y/o adolescentes y de test neuropsicológicos que evalúan las funciones ejecutivas del cerebro.

También puede resultar importante la información que aportan los familiares, como los padres o tutores.

Actualmente, no existe ningún examen médico (análisis o prueba de neuroimagen) que pueda determinar el diagnóstico de TDAH.

¿Cuál es el tratamiento del TDAH?

El tratamiento que ha demostrado mejores resultados es la combinación del abordaje farmacológico y el psicológico. Para llevarlo a cabo es necesario un equipo multidisciplinar, donde trabajen de manera coordinada médicos psiquiatras, psicólogos clínicos y especialistas en el apoyo dentro de los ámbitos que pueden verse afectados por el TDAH (académico, personal y familiar).

El plan terapéutico se individualiza de acuerdo con los síntomas y con los objetivos concretos a alcanzar.

Tratamiento farmacológico

Para el tratamiento del TDAH, se utilizan dos grandes grupos de fármacos:

  • Los estimulantes, que aumentan la concentración en el cerebro de un neurotransmisor llamado dopamina, cuya acción es estimular determinadas áreas cerebrales que en el TDAH se hallan hipoactivas. El principal representante de este grupo de fármacos es el metilfenidato, que puede ser de liberación rápida o de liberación prolongada.
  • Los no estimulantes, que actúan sobre otro neurotransmisor denominado noradrenalina y cuyo principal representante es la atomoxetina.

Además del tratamiento farmacológico específico para el TDAH, con frecuencia se utilizan otros fármacos para el tratamiento de las condiciones asociadas, como los ansiolíticos para la ansiedad, los antidepresivos para la depresión o fármacos para mejorar el control de los impulsos.

Tratamiento psicológico en CEDSI

El tratamiento psicológico se inicia con el diagnóstico, ya que, en muchos casos, resulta terapéutico por sí mismo. Ello es así por el alivio que ofrece el entender que muchas de las dificultades con que se encontrado el niño en su vida. A grandes rasgos, el tratamiento psicológico se centra en la psicoeducación, la terapia cognitivo-conductual y el entrenamiento neurocognitivo.

  • La psicoeducación, dirigida a los adolescentes y sus familiares, consiste en proporcionar una información completa sobre el trastorno y sus repercusiones a lo largo de la vida de la persona. Ello permite al paciente modificar creencias erróneas sobre sí mismo y cambiar los posibles sentimientos de culpa o la baja autoestima por la consciencia y el conocimiento del trastorno y sus implicaciones, desarrollando formas más efectivas de afrontamiento.
  • La terapia cognitivo-conductual se centra en la modificación de conductas o pensamientos desadaptativos y en el desarrollo de hábitos y estrategias para afrontar los síntomas del TDAH y sus consecuencias.
    Algunas de estas estrategias consisten en técnicas de aprendizaje de planificación, organización y priorización, gestión del tiempo, establecimiento de rutinas y hábitos, entrenamiento en la solución de problemas, estrategias para la mejora de la atención y la memoria o estrategias para la mejora del autocontrol de conductas y emociones.
  • El entrenamiento neurocognitivo: se estimulan las distintas áreas cerebrales con ejercicios para potenciar las funciones ejecutivas.
Los padres de hijos con el TDAH predominantemente con falta de atención dicen….
  • Parece como si siempre está soñando despierto. Nunca responde cuando le hablo. Me pregunto si me escucha”.

  • Lo pierde todo. He tenido que comprar cuatro loncheras nuevas desde que la escuela empezó”.

  • Le pido que suba a su habitación y se vista y diez minutos después lo encuentro jugando con sus juguetes con sólo la camisa puesta”.

  • No puede recordar lo que aprende porque pierde instrucciones y explicaciones en la escuela. Aunque trabajamos tanto en su trabajo escolar en las noches, al día siguiente ya se le olvidó todo”.

  • Un maestro le dijo ‘que anda en la luna’ y otro le dijo ‘hace cosas inesperadas’”.

Párate a pensar y a sentir el momento que esta viviendo tu hijo y si identificas que algunos de estos problemas le están afectando en su vida diaria y en varias aéreas de su vida, ponte en contacto con nosotros ya que “el valor no reside en el sufrimiento en sí, sino en la actitud frente a éste”

Contacta con nuestro centro para tu primera cita gratuita

 

CONTÁCTANOS

Llamános: 665 72 04 28
911 55 83 40

Escríbenos: cedsi2019@gmail.com

Visítanos: Ctra. Canillas, 82. 28043 (Madrid)

Horarios de atención
Lun – Vie: 10:00 – 21:00 hs.